Menú Cerrar

Historia

El Colegio Centenario de Temuco se fundó el 24 de febrero de 1981 por iniciativa de un grupo de apoderados y profesores que tuvieron la visión y la necesidad de gestar un proyecto educacional en la ciudad de Temuco. Su reconocimiento oficial como cooperador del estado en la función educacional data del 3 de junio del mismo año.

A partir de esta iniciativa, se crea un establecimiento educacional particular pagado sin fines de lucro, cuyo propósito principal era entregar una formación integral de calidad, fundamentada y orientada por principios cristianos.

La corporación que se formó, dio vida al Colegio Centenario de Temuco, nombre elegido como forma de rendir homenaje a la ciudad de Temuco en la celebración de sus cien años. El alcalde de la época, Sr. Germán Becker, autorizó el uso de los símbolos distintivos de este aniversario de la ciudad como elementos integrantes de nuestra insignia institucional, símbolos que se conservan a la fecha.

El colegio comenzó funcionando en una casa particular en la calle Vicuña Mackenna, entre Bello y San Martín, con una matrícula de 245 alumnos desde Kinder a 8º Básico. Los cursos de la enseñanza media se fueron creando en forma gradual a contar del año 1983 siendo nuestra primera promoción graduada el año 1986.

Se apunta como hito en la historia de nuestro colegio, la reinvención del proyecto Educativo Institucional en el año 1993, fecha a partir de la cual se marca el despegue definitivo en materia de la orientación académica de nuestra institución.

En 26 años de existencia, el Colegio Centenario de Temuco ha sido dirigido por cinco rectores, que han conducido a este establecimiento por una senda de excelencia académica comprobada por los resultados que objetivamente observa la comunidad.

A partir del año 2005, se decide cambiar de modalidad de financiamiento del colegio, siendo transformado en un establecimiento con financiamiento compartido. A partir de esta alianza estratégica entre el Ministerio de Educación y el Colegio Centenario de Temuco, se potencia nuestro proyecto y se inicia un crecimiento sostenido y responsable en el ámbito cuantitativo y cualitativo.

Hoy, nuestro colegio se proyecta con esperanza y convicción hacia el logro de metas aún mayores y desafíos más altos. Sin duda, gracias a la experiencia y calidad de un cuerpo docente caracterizado por un extraordinario compromiso con el colegio, ha sido posible sostener este exitoso Proyecto Educativo. Ello nos anima a confiar en que es posible mantener y superar la notable posición que ocupamos a nivel comunal, regional y nacional.

X